Saltar al contenido

Singani

El Singani es un aguardiente elaborado a partir del moscatel blanco de Alejandría que se produce en Bolivia desde hace casi 500 años. A diferencia del pisco, su primo peruano, el singani no ha estado disponible fuera de su tierra natal hasta hace muy poco. Por esta razón, degustar el singani es una delicia poco común e imprescindible para cualquier viaje a Bolivia.

Inventado a mediados del siglo XVI, el singani fue creado originalmente para satisfacer las demandas de los ricos habitantes de Potosí, una avanzada minera que fue en su momento la ciudad más rica del planeta. Los residentes buscaban una forma barata de reemplazar el orujo (otro tipo de brandy importado de España) y los productores de vino de la región crearon el singani como una alternativa. Su nombre es una frase aymara que significa «lugar donde crece la juncia», siendo la juncia un tipo especial de planta que se encuentra en los valles andinos, donde está protegida de las inclemencias del tiempo. Muchos lugares en Bolivia llevan este nombre y se desconoce cuál de ellos dio origen al licor del mismo nombre.

El viñedo Singani Bolivia – singani pertenece a la familia del brandy, lo que significa que se produce destilando vino para crear un alcohol potente y de alto contenido alcohólico. Aunque hay muchos de estos licores en todo el mundo, el vino utilizado para hacer singani es especial debido a su terroir específico (el entorno natural donde se produce el vino). Los productores utilizan sólo una variedad específica de uva, el moscatel blanco de Alejandría, una antigua vid cultivada originalmente en Egipto pero traída a América por los colonos españoles durante el siglo XVI. Debido a la topografía de los Andes, estas uvas sólo se cultivan en altitudes de más de 5.000 pies. Como el aire a esta altitud puede ser frío incluso cuando los rayos del sol llegan al cultivo, las uvas han desarrollado una piel especialmente gruesa para protegerse de los elementos. Esta piel excepcionalmente gruesa, que es la parte de la uva donde se contiene gran parte del sabor, es lo que le da a singani su aroma y sabor únicos. La destilación de alta elevación también cambia el punto de ebullición.

Aunque pueden parecer muy similares a primera vista, el singani tiene un sabor distintivo que es marcadamente diferente del pisco y otros brandies de uva. Debido a la gran altitud junto con los métodos específicos de producción incorporados por los productores, el singani tiene un sabor mucho más intenso y complejo que la mayoría del pisco, que se produce a nivel del mar. Por esta razón, el singani se disfruta mejor simplemente con hielo y una rodaja de lima.

Si beber licor puro en las rocas no es su forma preferida de beber, también hay una serie de deliciosos cócteles que contienen singani. Estén atentos a nuestro próximo blog, que incluirá una lista de cócteles singanis tradicionales para probar en Bolivia.

Sea cual sea la forma que elijas para beberlo, el sabor del singani es absolutamente esencial para cualquier viaje a Bolivia. No olvide visitar un bar de calidad en La Paz o en cualquier otro lugar de Bolivia para probarlo usted mismo.

Singani - El delicioso espíritu boliviano que usted debe conocer

Singani – El delicioso espíritu boliviano que usted debe conocer

Degustar algunas de las cervezas locales es una de las mejores experiencias que se pueden tener cuando se visita un ...
Leer Más