Saltar al contenido

Mejor vino de Vin Santo

Italia es conocida por ser el hogar de vinos únicos, originales y deliciosos. Esto incluye la marca Vin Santo, traducida como «vino santo». Hay un buen número de teorías que explican el origen de los vinos de Vin Santo. Una de las historias indica que fueron producidas como resultado del vino que sobró de una misa que se le dio a los enfermos. Otra historia es que el jefe de la Iglesia Ortodoxa Griega fue servido con un vino puro y expresó que el vino era xanthos (amarillo).

Pero el vino de Vin Santo es de hecho muy intrigante cuando todo está considerado. Este vino funciona mejor como vino de postre que se sirve después de las comidas.

Cómo se produce el vino de Vin Santo

El vino de Vin Santo se produce en diferentes partes de Italia. Pero los mejores vinos provienen de la región Toscana. Esta es la parte más prominente de Italia de la que se hacen los vinos, ya que existen condiciones favorables para el cultivo de las plantas de uva necesarias para preparar la fruta para el vino. El vino se produce mezclando uvas blancas para crear un sabor dulce y ligeramente fuerte. El tono fuerte lo hace útil para disfrutar de algo después de la cena.

Para hacer el vino, las uvas son cosechadas y secadas durante un par de meses. A continuación se añade levadura a las uvas para permitir el proceso de fermentación. El proceso de fermentación es lento y a veces puede tardar hasta cuatro años en completarse.

Todo este proceso contribuye al delicioso sabor de los vinos de Vin Santo. Típicamente, el Vin Santo es un vino dulce de postre con aromas a caramelo, avellana y miel. Tiene un contenido de alcohol de 14 a 17 por ciento. El Vin Santo se suele elaborar con 2 variedades de uva, Trebbiano y Malvasía. El primero es popular por ser ácido, mientras que el segundo es lo suficientemente versátil como para ser utilizado en muchos tipos de vinos, incluyendo los de postre y los vinos fortificados.

También hay vinos tintos de Vin Santo producidos a partir de los tipos de uva Sangiovese. Sin embargo, estos no son tan comunes como los blancos.

¿Cómo puede variar el contenido alcohólico?

El grado alcohólico del vino de Vin Santo variará en función de la región DOC de la Toscana en la que se produce el vino. Los vinos de la región del Bianco dell’ empolese deben tener un contenido de al menos el 11 por ciento, mientras que en su mayoría son de uvas Trebbiano. Mientras tanto, los vinos de la región del Bianco della Valdinievolve deben tener un contenido mínimo de 17 por ciento. En esta se pueden utilizar algunas variedades de uva blanca de la zona, lo que permite elaborar el vino con un mayor grado alcohólico. Espere que el vino tenga una graduación alcohólica fuerte, independientemente de la opción que elija.

Puntos de almacenamiento

Las uvas para un vino de Vin Santo tienen que ser fermentadas y luego envejecidas. Estos son envejecidos en barricas de roble para producir un rico sabor. Las uvas tendrían que ser envejecidas durante al menos tres años, pero a menudo hay ocasiones en las que las bodegas envejecen sus uvas durante al menos diez años.

La madera de castaño puede utilizarse en algunas situaciones. La madera de castaño es popular por ofrecer taninos de madera añadidos para mejorar la crianza del vino y evitar la evaporación. En cada barrica se guarda una pequeña cantidad de espacio para asegurar que los efectos del proceso de oxidación natural puedan ser recogidos por el propio vino.

La madera de cerezo y de enebro se utiliza a menudo en el proceso de envejecimiento. Sin embargo, estos bosques no son tan populares como los que se pueden encontrar en la mayoría de las bodegas.

Lo que es interesante es que el proceso de almacenamiento ayuda a dar a las bodegas un poco de respaldo en el caso de que sus vinos no se añejen adecuadamente y se fermenten hasta el punto en que se conviertan en vinagre. Las bodegas pueden vender los compuestos que no envejecieron bien como materiales de vinagre. Esto simplifica la forma en que una bodega puede conseguir que sus vinos sean producidos de cualquier manera.

Los mejores vinos de Vin Santo

Entre las mejores marcas de Vin Santo se incluyen las siguientes opciones:

Avignonesi Vin Santo

Avignonesi lo hace con un clon de las uvas de Sangiovese. Estas uvas se secan durante al menos seis meses en bastidores de madera para mantener sus azúcares concentrados. Después de eso, el vino es envejecido por diez años para producir un rico sabor. Algunos sabores de albaricoque se pueden encontrar aquí.

Badia a Coltibuono Vin Santo

El sabor de la cáscara de naranja confitada de este vino lo convierte en una opción destacada. Los tonos de frutos secos y miel añaden una buena textura. Este vino tiene una crianza de unos seis años y presenta una mezcla de las uvas Trebbiano y Malvasía. El vino también tiene una textura cremosa en su cuerpo, lo que hace que sea más fácil de asimilar que lo que se puede encontrar en otros lugares.

Villa Puccini Vin Santo

Villa Puccini utiliza sólo las mejores barricas de roble para el proceso de envejecimiento. La disposición de cada barrica que se utiliza aquí produce una superficie confortable que añade un gran tono en todo el recorrido.

Fattoria Di Grignano Vin Santo

El tono ámbar de este vino hace que sea algo intrigante para servir durante el postre. El uso de uvas Malvasía en esta versión ayuda a producir el notable sabor que se puede obtener de este vino.

¿Con qué se puede emparejar el Vin Santo?

El vino de Vin Santo se puede acompañar con varios quesos. Combina bien con quesos azules, pero lo hace aún mejor con el queso gorgonzola.

Algunos patés ricos también pueden mezclarse bien con Vin Santo. El fois gras asado y el paté de hígado de pato están entre los más populares que se pueden disfrutar.

Como vino de postre, el Vin Santo va bien con muchos postres. Puede disfrutarlo con pasteles a base de nueces, incluyendo tartas de nueces y pasteles de nueces.

Una nota final

El vino de Vin Santo funciona mejor como algo que se puede servir como postre. Asegúrese de ver lo bien que el vino de Vin Santo puede funcionar cuando quiera servir algo emocionante y que valga la pena en la mesa.